Fuerza de voluntad

Prueba a cerrar el puño fuertemente cuando necesites hacer acopio de fuerza de voluntad para hacer algo que deberías hacer, o para no hacer lo que no deberías. Este acto tan sencillo enciende la zona del cerebro asociada con la fuerza de voluntad.

Pruébalo cuando estés a dieta y tengas un antojo tremendo de comerte un dulce, o de comer algo salado, como patatas fritas.

Publicado por Cocineando

Escritores que escriben sobre lo que les gusta, la cocina, buena mesa.y la buena vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: