Una bolsa que puede cambiar el planeta

Una bolsa de tela llena de alimentos después de hacer la compra.

Lleva una bolsa plegable a todas partes y úsala cuando compres algo por impulso.

Muchos de nosotros estamos a favor de políticas que ayuden a frenar el cambio climático y generar una economía sostenible, pero ¿qué podemos hacer día a día para que ocurra? Si todas las actividades que llevamos a cabo parecen tener un impacto negativo en el clima ¿cómo podemos reducirlo o eliminarlo?

Eliminar el impacto negativo puede ser difícil, pero si es posible reducirlo. El truco está en empezar poco a poco y hacer que nuestars buenas intenciones se conviertan en buenos hábitos.

Una forma de empezar es llevar siempre una bolsa plegable, de tela o de red. Así no hará falta usar una bolsa de plástico cuando compramos algo por impulso. Y es también un ahorro, porque en muchos sitios cobran por sus bolsas cuando se usan.

Y no hay que flagelarse si un día se nos olvida. Nadie es perfecto. Simplemente habrá que cogerla al día siguiente.

Después de esto es muy fácil recordar que debemos llevar nuestars propias bolsas cuando vayamos a comprar comida. No nos vamos a morir por ello, nuestros abuelos ya lo hacían.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: