Productos de limpieza de las bisabuelas

Antes de que existiera la enorme variedad de productos de limpieza que se pueden encontrar hoy en día en las tiendas, nuestras abuelas y bisabuelas tenían sus trucos para tener la casa limpia y reluciente.

Las cuberterías para invitados solían ser de plata y obtenían muy buenos resultados limpiándolas con pasta de dientes.

Espolvoreaban con polvos de talco el trapo del polvo y así los muebles mantenían su brillo propio.

Mantenían brillantes los pomos cromados limpiándolos con un trapo mojado en vinagre.

Hacían una pasta con lejía y bicarbonato y cepillaban con ella los azulejos, y quedaban como nuevos por muy sucios que estuvieran.

Son productos que todos tenemos en casa y que ya se tiene mucha experiencia en depurarlos de las aguas residuales. No cuesta nada probar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: